Celia - Serie Tv (Drama, infantil, histórico)

serie de TV Celia
Los derechos de las imágenes pertenece a sus respectivos autores, distribuidoras/productoras.
CeliaDrama, Infantil, HistóricaEspaña 1993 (Cancelada)1 temporadas (6 capítulos)Televisión Española
Recomendar desde Facebook Recomendar desde Twitter Enviar a meneame Enviar a meneame Compartir en Google+ Pint It Enviar a un amigoCelia es el título de una serie de origen español que se emitió en la televisión pública española (TVE1) en el año 1993. La serie cuenta la historia la niña Celia Vázquez de Montalbán, sacada de los libros de Elena Fortún (pseudónimo literario de la escritora madrileña Encarnación Aragoneses de Urquijo, 1886- 1952) publicados en 1932 y 1933, respectivamente, Celia, lo que dice y Celia en el colegio.

La trama está situada en la España de la II República, con la sombra de la Guerra Civil planeando sobre las cabezas de todos los madrileños. La protagonista de nuestra serie (creada en 1992 por José Luis Borau) es una niña de familia bien, con un nivel económico muy alto y una posición social elevada. Vive con sus padres y con las personas que componen el servicio en una casa- mansión en Madrid. Una vez pasados algunos capítulos asistiremos al nacimiento de Cuchifritín, su hermano pequeño (Miguel Magaña), con el que la niña vivirá también numerosas aventuras.

Celia (interpretada por Cristina Cruz Mínguez) es una niña de unos ocho o nueve años que, dentro de su situación acomodada, tiene maneras de divertirse que chocan con su estatus social y con lo que sus padres esperan de ella. Por ese motivo, su padre, Pablo Gálvez (Pedro Díez del Corral) y su madre, María de Montalbán (Ana Duato) decide internarla en un colegio con la señora que cuidó de ella misma y de sus propios hermanos, doña Benita (Aurora Redondo). Sin embargo, ni aún bajo la tutela de esta señora, los padres de Celia conseguirán que la niña adopte los modales propios de una señorita de bien de los años 30 madrileños.

La serie es apta para todos los públicos y a todos los miembros de la familia les hará reír. La niña, desde la comodidad de su casa, tratará continuamente de agradar a sus padres, pero no conseguirá nunca sus objetivos, porque siempre terminará revolcada por el suelo, llena de heridas, jugando con los niños de clases sociales más bajas o robando la comida del colegio. Todo esto, por supuesto, acompañada de su inseparable gato persa, el cual es también a menudo víctima de sus grandes hazañas.

Publicidad
Envia tu carta al Rey Baltasar
Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información