Pippi Calzaslargas - Serie Tv (Miniserie, Infantil)

serie de TV Pippi Calzaslargas
Los derechos de las imágenes pertenece a sus respectivos autores, distribuidoras/productoras.
Pippi CalzaslargasPippi LångstrumpPippi Longstocking, Pipi Calzaslargas, Pippi Mediaslargas, Pepita MediaslargasInfantil, MiniserieSuecia 19691 temporadas (13 capítulos)28 min. (aprox.)SVT
Recomendar desde Facebook Recomendar desde Twitter Enviar a meneame Enviar a meneame Compartir en Google+ Pint It Enviar a un amigoPippi Calzaslargas es el título de una serie dirigida al público infantil y juvenil que tiene estrecha relación con el personaje homónimo creado por la escritora sueca Astrid Lindgren. La serie tuvo un gran éxito en diferentes países y marcó enormemente a toda una generación (la de los niños de los primeros años de los 70) y también, de algún modo, a las venideras, puesto que el personaje se convirtió no sólo en un clásico, sino también en parte del imaginario popular, convirtiéndose, así, en un icono.

Dirigida por Ollen Hellbom, la serie Pippi Calzaslargas nos narra la vida de Pippi (interpretada por Inger Nillson), una niña fuera de lo normal, que rompe con los parámetros de la definición de niña de los años setenta en Europa. La niña, en vez de jugar con muñecas y pasar el día rodeada de otras niñas, mantiene una estrecha relación con el medio que le rodea, sobre todo con los animales. Así, uno de sus mejores amigos es Pequeño Tío, un caballo moteado del que Pippi no quiere nunca separarse, ya que guarda para él profundos sentimientos de amistad. Separada de su familia primero por la prematura muerte de su madre y después debido a que su padre tuvo que dejarla por motivos laborales, puesto que trabaja como pirata en las aguas de África, Pippi se refugia sobre todo en sus mascotas y, además, en sus dos mejores amigos: Tommy y Annika.

Pippi Calzaslargas representa los valores de todas aquellas personas (sobre todo, todas aquellas jóvenes) que quisieron, en un momento determinado de la historia, dar un paso más, salirse de los moldes, hacer algo nuevo. Para Pippi las costumbres eran tan sólo algo que dejar a un lado, un asunto que no iba con ella. Ella vivía feliz, con sus calzas largas, con sus zapatos enormes, sus vestidos hechos de harapos y sus características trenzas bien estiradas, luchando día a día contra la gravedad. Para Pippi el mundo era distinto al de otras niñas, era su mundo, el mundo en el que se erigía una felicidad que contagiaba a todos los telespectadores.

Publicidad
Envía tu carta a Papá Noel
Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información